METALITERATURA

Revista de literatura

Metaliteratura & CO por Nicolás López Pérez

1/15/2021 Interesante

“La ficción calculada”, según Luis Guzmán, alude a textos que exhiben un plan dentro de modelos o sistemas retóricos, bajo la presunción que se interpretará en base a sus referentes; reflexión que no pude dejar de pensar mientras leía Metaliteratura &CO.

 

 
Por:   Abregú Ana

En apariencia, la marca de la poética de este texto del escritor Nicolás López-Pérez, porta un ADN que es familiar: “Metaliteratura” es el nombre de nuestra revista, que dirige el escritor y crítico, Roberto Ferro; “&CO”, alusión a Vila-Matas, un Sistema con un cuerpo vasto y profuso del universo del español, con su Bartleby & CO, que remite a la expresión del personaje de Melville, que ante cualquier requerimiento responde: “preferiría no hacerlo”; que funciona, como un dispositivo, el acto de negación alrededor del cual despliega un juego de conjeturas; un acto que no es solitario. “&CO”, en contraste, compañeros en la épica de escribir o no escribir, entrecruzamientos en los nuevos medios: la Internet.

En Metaliteratura & CO, no sólo refiere a complicidades literarias, coincidencias, lecturas, si no se desdobla en recorridos inesperados; proponiendo reconocer aspectos técnicos y elaboraciones que no sólo son representación de la era de la tecnología, sino representación del propio recurso: el libro.

Desde Macedonio, con el gesto de proponer prólogos en la construcción del sentido, pasando por Borges, en la simulación de diálogos imaginarios e incluso anotaciones que parecen externas a los textos; se pone en cuestión el significado del objeto completo: el libro; el espacio virtual ofrece otras tantas propuesta que Nicolás López-Pérez nos invita en esta experiencia que despliega un menú variado, donde toma los elementos constitutivos del texto, entre información, contenido, literatura, lenguaje, para ficcionalizar aspectos externos al objeto libro, ahora también virtual y la participación de los movimientos de lectura, poesía y propagación que se ha producido motivados por la pandemia.

Ya en la información bibliográfica encontraremos lo siguiente:

 

 

Trabajo en Copyleft/

Al otro lado, existe:

 

1. Uso sin limitación alguna

2. Libertad de estudio

3. (Re)distribución de copias sin límite

4. Modificación de   la  obra    en   la  manera que    se   crea    conveniente.

 

Impresión y entrega externalizada a Amazon.

 

Esta copia es fruto del sistema que algún día morirá ().

 

 

 

Puesta en escena de “la ficción calculada”. Una exhibición respecto a que los signos no infieren una única alternativa cómo expresión, sino una continuidad entre los diferentes sistemas de sentido en los que disgregará su significado.

Reflexiones, intertextualidad, reescrituras, parodias, expoliación, guiños idiomáticos, apropiación, signos escriturales de fuentes diversas conspiran en la irradiación de significado para deshacer toda idea de univocidad.

El mundo ficcional del escritor se imbrica en los modos físicos de construcción, convirtiendo escritura y medio en fuentes de poetización.

Los epígrafes, en referencia al cine, a la fotografía expanden convenciones del sistema referencial de signos.

 

Esta es la trinchera, -33°46’64” latitud sur

                           -70°62’94” longitud oeste

Un sueño de bomba parte al mundo

mientras /aletean los helicópteros

la lluvia sobre los vendedores ambulantes, gran trinchera.Algarabía

      un pensamiento sobre blanco & negro

 

con incertidumbre miércoles cinco pm

bocinas & bocinas reverberan en la gente

bocinas que son expresiones felices, tristes

bocinas que viven sin un sentido, llegan

      a mí, con efecto Doppler.

(pag. 15.)

 

 

Geografía como la describiría un navegante o Google, el contraste entre colores extremos, que además describen tecnología antigua de cine o fotografía, sonidos, gestos; “efecto Doppler”, el cambio de frecuencias que engaña a la percepción, el fondo se confunde con la forma involucrando a todos los sentidos y según el punto de vista del observador; se estimula la intromisión del lector.

El texto propone múltiples referencias como un método de interpelación al lector.

Esta interesante obra, posee un extravagante espíritu de la época, el escritor salteado –más allá del lector salteado, como propone Macedonio–, obra que no es ajena al contexto de erosión del peculiar momento en curso.

 

Un montón de palabras sin domesticar aún,

calma: es un poema de longitud

& longevidad admirable

cantado por les clochards

 sur la route al sur

nuestra primera road movie de 15x23

 

 

Aparece el texto refiriéndose a sí mismo, metaxtualidad, y sintagmas congelados que refieren a géneros que son sustantivos –road movie–; el estilo épico que impone a la escritura; que será lírico, histórico, epistolar, y otros, para expresar una sensibilidad hacia las convenciones lingüísticas y géneros, a las que se sumarán aspectos constructivos del objeto: el libro; 15x23 es la medida estándar de un libro.

El texto exhibe el gesto de construir los símbolos de una estética en la incorporación del mundo editorial nuevo, nuevos modos de lectura, nuevos medios de lectura; el texto, más allá de los sistemas con que incorpora cuerpo e intervención, también como medio, como objeto de estudio y de análisis más allá de su contenido; e incluso, determinado por la naturaleza y las intenciones del sujeto que escribe y el narrador.

 

 

& una nueva sensibilidad

(Vallejo dixit 1926, 2021)

nuevas validaciones de papel

nuevas idioteces hechas verbo

nuevas firmas para change.org

los poetas & su expulsión

de la república

de Internet

de Arica a Magallanes

 

Chile, país de poetas

Perú, tierra de poetas

España, tierra de poetas

 

¿Algún otro semillero de poetas?

¿& dónde no hay poetas, carajo?

#entiemposdemiseria

#entiemposdepandemiapoesía,

aparta de mí este cáliz (pag. 47)

 

 

 

Cada línea planteará su sistema de traducción. No sólo la tecnología, sino los medios en donde se la utiliza, remiten a redes sociales, proposición convocante, queja; expresiones en tensión.

Metaliteratura &CO es un panóptico de escenarios, voces, contextos, al que hay que leer, navegar, auscultar, el espacio como ocupación lingüística.

Se percibe asimetrías entre texto, tachadura, intertexto; extinción de término de escritura clásica, quizás.

Obra extravagante de la que no quiero dejar de comentar la sensación de estar ante una obra que trabaja el diferimiento y se expande en forma inesperada:

 

 

 

Sin duda la tecnología ha sembrado gestos, palabras, acciones, y algunas son tan convocantes que no es posible pasar por ellas sin que disparen una automatización: enfrentar el celular a la imagen.

El texto no sólo nos exige ser lectores, sino también lectores con recursos. Al enfrentarse al código Qwerty, ya sospechamos un arcano, un camino oculto a los ojos al que se franquea a través de nuestro dispositivo móvil.

Una acción tan expuesta dispara interrogantes, ¿será seguro?, ¿lo dejo para después?

Lo cierto es que de repente aparece una rayuelización –como si fuera la denominación de un acto de lectura diferente– se nos impone, sin anuncios: “del Big Bang”, el horizonte de expectativa propone abandonar un territorio: el libro; para abordar otro: la Internet.

Qué hará el lector, me pregunto. Aceptar la propuesta implica resultados indeterminadas, ¿el destino conllevará a otros propósitos, que podrían no ser literarios?, ¿habrá un mensaje oculto cuyo conocimiento cambiará lo que continúa?

Entre las cuestiones está la de sembrar otro tipo de búsqueda: la repetición del recurso, convertirse en el lector salteado e ir en búsqueda de estos que como válvulas o planteamientos arcanos, interviene en el horizonte de sentido.

Los presupuestos con que enfrenté la lectura fueron desafiados por este texto bajo la sospecha de que no sólo emprendo la caducidad de un lenguaje homogéneo, sino de un medio homogéneo; el libro ya no está conformado por sus elementos constitutivos, información bibliográfica, epígrafes, contenidos, géneros, sino que es además un cosmos que se expande hacia otros espacios.

La relación entre medios gestiona otra forma de leer, se convierte casi en un fenómeno de categorías literarias, relatos en dispersión, poesía, participación, problematización de los contextos, un objeto de lectura “comunal”, una composición dinámica.

El libro, ese objeto de papel, que se guarda en una biblioteca se va convirtiendo en un artefacto de nexo entre medios.

Metaliteratura & CO me resultó un desafío, no sólo en la propuesta escritural, sino en las propuestas de fuga hacia otro medio, la Internet, durante el proceso de asimilación.

 

 

DIAGRAMAS SOBRE EL OÍDO

(Aproximaciones a la escucha de poesía declamada)

 

 

 

Este título –aunque no podría encasillarlo en la descripción de título–, ya predispone a la percepción auditiva, sin embargo, todo es sorpresa en las propuestas del poeta. Solo por señalar un detalle, no tengo página de referencia para indica en qué momento del texto se presenta este título, puedo indicar que es a continuación de la página 139. A partir de allí nos sumergiremos en un abismo sin más referencias que la percepción que impone el texto.

 

 

Apaga  tu  mente,  relájate  &  flota corriente  abajo  /  no  es  la  muerte /  deja  tus  pensamientos,  ríndete al vacío / brilla & brilla / verás el significado / el ser, el ser / escucha al color de tus sueños / participa del juego  de  la  existencia  hasta  el  fin

 

 

Dejaré para el lector lo que encontrará a partir de este exhorto, el libro se vende en Amazon –pueden buscarlo en: http://shop.metaliteratura.com.ar .

En los capítulos sobre epistolarios, impresiona el ajustado dibujo.

 

 

EPISTOLARIO CÓSMICO ENTRE MAGMA

(Ser tocado a distancia, justo ahí, al ebullir en vidas posibles)

 

 

 

 

La referencia del año, es del año judío. Es interesante la elección de fecha, ya que 7 Adar es el año de nacimiento de Moisés (1393 y 1273 AEC), “Liebe” es en alemán, “amor”; el género epistolario convoca referentes históricos y conexiones geográficas e idiomáticas. En especial me llamó la atención “Eme” –en referencia a Morirás lejos, de José Emilio Pacheco, el escritor mexicano, eme y Alguien, eme, escrito con minúscula–, la errancia que propone lo epistolario donde no hay nombres, en una trama discontinua, no lineal, por momento ensayística, elisión de identidades: las cartas se firman con iniciales; la complejidad que se acentúa al convocar a escritores y ensayistas literarios, en un aparente trazos de ficción en claves de historiografía. Reconstruyen  historias en una   ruta   de   lectura en el que es necesario  detenerse  en  una  serie  de  claves  que   no parecen pertenecen,  en estricto  sentido, al  contexto de la propuesta escritural o de los modelos de textualidades, aunque se ubican al margen o en las periferias de la obra: en los títulos, en las firmas, en los cambios de idioma.

Cito al autor: “La literatura de la literatura. Una biblioteca imaginaria, causalidades & accidentes juntos en la misma mesa. Un recorrido por una experiencia lectora alienadora, de alguna manera un libro está involucrado en algo”.

La perspectiva de recortes y soldaduras con que tanto prosa, como poemas nos interpelan se corresponde con nociones de juego y estímulo en campos de percepción que perturban y enriquecen la experiencia de lectura:

 

 

TRACTATUS DEL OTRO

(Partitura de antropofugismo in love)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2.5 Esta virtud de amor que me ha deshecho

 

Lo que amé me persigue

se instala en mi entrecejo

lo presiona.

Memoria que iba a ser olvido

me incita al examen del silencio

en un campo de minas antipersonales

 

(pag. 185)

 

 

No es excesivo afirmar que la lectura nos invita a una comparación permanente entre gestos de escritura, temas; el sujeto de enunciado; el yo, se sumerge en una terquedad por cambiarnos las guías de subtemas, numerarlos, subindicarlos, como si intentara engañarnos con un formato, para luego cambiarnos la norma.

Leer este texto, por momento, es sentirse desprotegida de anclajes, divertido, profundo, extraño, una fábrica de ficciones.

 

 

CAJA DE RESONANCIAS

 

Produce ficciones. Artefactos sin narrativa. Llenos de    símbolos. No dicen algo     en   particular. Hablas que no    hablan. Páginas rigurosamente vigiladas. Un desplazamiento posible.    Impostergable.    Serendipia    sobre la   cabeza. Maravilloso. &   más onomatopeyas aquí. Desarticulando una  poderosa  banda.  De  sentido  &  direcciones preconcebidas. Un    enclave ya   conocido. El   museo de   la   Novela de la Interna. Leer es el resultado de una maquinación de   la   voluntad. Leer es clariver. Ni   invención. Ni   testimonio. Recuerdos  indemostrables.  Fricciones  sobre la   epidermis. Hasta que    cambia de  color.  Al  sol.  Se  siente  cómo  esa  mente interactúa con    el   paisaje. & percibe la   realidad, ¿qué ves    pequeña afortunada? Nada. Vivimos en fotografía. Los ojos emiten una polaroid a  cada segundo. Me    pregunto, ¿cuál es   la   textura de   todo esto? Ninguna. Vivimos en pandemia.

 

 

 

Metaliteratura & CO, de Nicolás López-Pérez, se consigue en Amazon, papel y digital; co-edición entre editorial Astronómica, Chile y Metaliteratura, Argentina; se distribuye en librerías chilenas.

 





Ana Abregú.

www.metaliteratura.com.ar

Literatura latinoamericana

Licencia Creative Commons
Este obra est bajo una Licencia Creative Commons Atribucin-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.